jueves, 26 de abril de 2018

LOS EVANGELIOS "SINOPTICOS Y EL EVANGELIO TEOLÓGICO


La palabra "evangelio", del griego "evangelion" que quiere decir buena nueva, buena noticia. Y Jesucristo es Él mismo la Buena Noticia, el único Evangelio para la humanidad entera. Cuando hablamos de "cuatro Evangelios", estamos designando en realidad cuatro versiones distintas del único Evangelio. Por eso decimos "según San Juan o según San Lucas".
Pero Jesucristo nunca escribió un libro ni la Iglesia al principio pensó en ello: el Evangelio se transmitía oralmente y con eso bastaba, pero llegó el momento en que decidieron los mismos Apóstoles consignar dichos y hechos de Jesús, para evitar deformaciones en el mensaje auténtico del Señor. Así fueron escribiéndose los cuatro Evangelios que conocemos y también los demás libros del Nuevo Testamento.
Es pues muy importante tener en cuenta que la Tradición Apostólica es anterior cronológicamente y en cierta manera más importante que los libros escritos, ya que es la Iglesia la que nos entrega por Tradición cuáles son los auténticamente inspirados por Dios tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento.
Hemos de tener presente que los Evangelios, que narran acontecimientos reales y contienen verdadera historia no fueron concebidos principalmente como biografías de Jesucristo en el sentido actual de esta palabra.
LOS EVANGELIOS "SINOPTICOS"
Se conocen como "Evangelios Sinópticos" los de Marcos, Mateo y Lucas porque tienen el mismo esquema y parten de una triple tradición común: la famosa "Fuente Q" que narraba la predicación de Jesús pero no incluía la Pasión, las tradiciones orales de los testigos y los logia o colecciones de escritos sobre las palabras de Jesús. Ambas fuentes se perdieron, desgraciadamente para nosotros.
EVANGELIO DE JUAN: (TEOLÓGICO)
El cuarto evangelio es el de Juan, que no sigue el esquema de los Sinópticos y dispone de fuentes propias.
Es el evangelio cuenta con mayor número de detalles precisos sobre las enseñanzas de Cristo y el que utiliza un lenguaje más refinado. Precisamente es el lenguaje utilizado una de las claves del evangelio de Juan. Un evangelio muy crudo, una obra muy compleja que aún suscita interminables e interesantísimos debates. El final del texto aclara que la redacción definitiva fue obra de discípulos de Juan. Además del evangelio, Juan escribió su famoso Apocalipsis, una obra literaria que ha cautivado los corazones de generaciones enteras por su estilo. El Apocalipsis muestra a una Iglesia perseguida en medio de un mar de sangre constituido por las terribles guerras que habían azotado Tierra Santa. Una Iglesia que vencerá gracias a Cristo resucitado que se impondrá al mal y que traerá el Reino a todos los hombres de buena voluntad. Toda una maravilla para pasarse horas y horas extasiándose en su lectura.
Modo de presentar a Jesús: Como Hijo de Dios hecho hombre para comunicarnos su vida divina. Es el revelador del Padre. Palabra hecha carne. Nos habla de Jesús bajo símbolos: Pan de Vida, verdadero camino, Vida verdadera.

Mateo o Levi, recaudador de impuestos (Mateo 9:9), renuncio a su trabajo y le sirvió a Jesús (Mateo 9:9), nacimiento de Juan el Bautista (Lucas 1:5-25), niñez y juventud de Jesús (Lucas 2:39-52) Jesús se desarrolló en lo físico, mental y espiritual (Lucas 2:40)

1-      ¿Qué quiere decir Evangelio?
2-      ¿Qué quiere decir “la Salvación”?
3-    ¿Quiénes fueron los evangelistas?
4-    ¿Quién fue el discípulo amado de Jesús?
5-      ¿A qué nos invita el evangelio?
6-      ¿Cómo se aprende a leer el evangelio?
7-      ¿Qué son los evangelios sinópticos?
8-      ¿A qué se refiere el evangelio teológico? ¿Quién es el autor?
9-      ¿Qué es el Kerigma?
10-  ¿Qué es la catequesis?
11-  ¿Qué es la Lexio Divina?
12-  Ilustra

No hay comentarios:

Publicar un comentario